jueves, 14 de enero de 2016

Autoreflexión constructiva

Como ya comenté me iba todo genial, la pretemporada iba bien y eso parecía bueno, mejores marcas en series, tiradas largas a buen ritmo y buenas sensaciones tenia para "la gran temporada" que me esperaba.  Mis primeras carreras en M18 daban el fruto de su entrenamiento, todo parecía ir en su ruta sin separarse de una ansia y ganas de ver a su hermano de entrenos, Raúl,  por si acaso. Todo iba genial, de en sueño dirían algunos, hasta que un día calentando notas como el pie se resquebraja, oyes como el miedo a no poder correr te come por dentro, te intentas animar con un par de palabras como, ( es solo para dos semanas, con reposo y hielo se arregla) y señores,señoras esa es la gran mentira que consume mi autoestima. Pasan las semanas, las horas en el fisio,las autodescargas de corriente en el pie..
A la tercera semana iba aumentando su mentira, como cuando preguntaban ¿Alvaro como va? Y yo respondía con un miedo que se palpaba:bien, la semana que viene a correr. Hoy, a 14 de Enero, mi pie mejora muy lentamente, puedo descartar todo tipo de rotura y  eso me alegra, pero el edema aún sigue ahí, todo esto lo cuento desde el sofá, con una bolsita de hielo colocada en mi pie y con cita con  en el que ya es habitual, mi fisio, queda exactamente 1 semana para mi primera liga nacional de la temporada en M18 y prueba puntuable para el Europeo al que quiero asistir, si consigo llegar a tiempo será con el justo y necesario, toda mi pretemporada se ha ido al garete, ayer hizo un mes desde que me lesioné y no puedo entrenar,mi forma física es pésima y puedo dar gracias a que mis ganas de seguir luchando no sean nulas, espero poder competir la semana que viene aunque solo sea viendo como me sacan minutadas, pero con muchísimas ganas de volver a empezar de zero, contigo o sin ti

Firmado, Alvaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada